Ante la gran cantidad de proveedores jurídicos existentes en el sector legal y la correspondiente intensificación de la competencia que esta situación genera, la búsqueda de profesionales ampliamente cualificados, experimentados y especializados representa un factor determinante que, sin duda, puede inclinar la balanza en el momento de contratar un determinado servicio.

Con esta búsqueda de la excelencia, el cliente pretende saciar su deseo de obtener un servicio eficaz y riguroso que le garantice un resultado óptimo y que, siempre que las circunstancias lo permitan, responda plenamente a sus expectativas. En estos casos, contar con el asesoramiento de un especialista cualificado, diligente y en constante formación como vía imprescindible para estar al tanto de todas las novedades en el ámbito pericial se antoja fundamental para el correcto desarrollo de las tareas encomendadas.

La elevada complejidad de determinados casos, el requerimiento de la puesta en marcha de novedosas y avanzadas técnicas para esclarecer diferentes aspectos de la investigación, así como la idoneidad de contar con un amplio background resultado de los numerosos años de práctica profesional se presentan, por tanto, como los principales factores a tener en cuenta en el momento de recurrir a la figura de un perito judicial, especialista clave en la resolución de variados conflictos.

Por ello, no es de extrañar que cada vez sean más los individuos que acceden a los servicios de un perito judicial en busca de ayuda profesional y experta con la que alcanzar una solución integral, válida y vinculante que quede plasmada a través de la redacción de los correspondientes informes o dictámenes, siendo de gran relevancia la aportación de sus conocimientos y experiencia, especialmente en los casos de extrema complejidad. La figura del perito judicial supone, por tanto, una extensión, una ayuda externa tanto para los magistrados como para las partes implicadas en el concreto supuesto. Es la figura idónea para, mediante su intervención en el litigio, proporcionar información valiosa, altamente contrastada y veraz.

La labor del perito arquitecto

Los ámbitos en los que interviene el perito judicial son múltiples y diversos. Cambian en función de su especialización. Por citar varios ejemplos, algunas de las materias de actuación más comunes se desarrollan en el ámbito laboral, administrativo, de la propiedad industrial o intelectual, empresarial o consultoría, entre otros. 

En el presente post, prestaremos especial atención a la labor del perito judicial arquitecto. De entre todos los expertise citados anteriormente, destacamos esta figura como el eslabón fundamental en todas aquellas cuestiones que versan sobre los inmuebles y las necesidades específicas en el ámbito de la arquitectura y la construcción.

Y es que el perito arquitecto es aquel profesional capaz de gestionar cualquier problema o necesidad relacionada con la arquitectura, al tratarse de un experto en materia de construcción y su ámbito legal. El perito judicial arquitecto está capacitado, por tanto, para analizar, valorar o cuantificar toda clase de incidencias relacionadas con los inmuebles. Estudia todo tipo de negligencias, defectos o daños que puedan haberse cometido en la construcción, llevando a cabo una ardua labor de peritaje, donde se incluyen tareas tan relevantes como el diagnóstico de la situación, la investigación de los problemas y la valoración de los mismos. 

Gracias a los más de 20 años de experiencia que acumulamos en Perito Judicial Oficial, así como a la multitud de procedimientos en los que hemos intervenido, nuestro equipo dispone de un elevado expertise en este ámbito de actuación. Nuestros principales servicios en este campo están relacionados con:

  • Daños y defectos constructivos
  • Valoraciones de obra ejecutada
  • Responsabilidad civil general en la construcción
  • Responsabilidad civil de profesionales de la construcción
  • Seguro decenal de daños a la edificación
  • Todo riesgo a la construcción
  • Multirriesgo del hogar
  • Contrapericiales de valoraciones de aseguradoras
  • Tasación y valoración de inmuebles de todo tipo

Defectos en la construcción: un caso de éxito

De entre todas las acciones mencionadas de las que puede ocuparse el perito judicial arquitecto, destacan aquellas relacionadas con el asesoramiento sobre aspectos técnicos y legales de diversos proyectos de construcción, como son, por ejemplo, el mantenimiento y la reparación de los inmuebles.

En Perito Judicial Oficial, los profesionales especializados en este ámbito se encargan de inspeccionar el inmueble y comprobar, mediante un diagnóstico objetivo, si éste cuenta con daños o desperfectos. Tras este estudio, redactan los pertinentes informes o dictámenes, dejando constancia de todo cuanto hayan observado en el análisis previo.   

Con el fin de detectar estos posibles defectos en la construcción, estos expertos desarrollan una serie de protocolos en los que analizan cómo se han producido los daños, quién los ha generado, cómo se podrían haber evitado y cómo pueden solucionarse, tratando de abogar por la mediación y la conciliación.

En Perito Judicial Oficial contamos con una extensa red de colaboradores, profesionales en la materia y repartidos por toda la geografía española. Si necesitas el asesoramiento de un perito arquitecto, contacta con nosotros. Ofrecemos un servicio 24/7.