La responsabilidad medioambiental de las empresas

El grave problema del deterioro medioambiental es sin duda una de las principales preocupaciones para las empresas hoy en día. Las organizaciones se han desarrollado a nivel masivo en los últimos años y esto ha ocasionado un gran impacto en la contaminación a nivel general. Cada vez son más las empresas que se preocupan por cumplir el compromiso social respetando el entorno.

Según el artículo 45 de la Constitución Española, la responsabilidad ambiental debe ser entendida como un verdadero principio que todos debemos respetar para disfrutar de un entorno adecuado. Así, quienes incumplan esta norma asumirán sanciones administrativas o penales y la obligación de reparar el daño causado.

Las obligaciones generales en este ámbito están reguladas en España por la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, que estableció un nuevo régimen administrativo de prevención y reparación de daños medioambientales basado en el principio de precaución y en el principio de «quien contamina paga». La normativa contempla la comunicación de daños, las pautas de prevención en cada caso y la obligación de reparar y tomar las medidas necesarias para evitar nuevos daños.

La responsabilidad ambiental empresarial se traduce en un conjunto de acciones que deben llevar a cabo las organizaciones para minimizar su impacto en el medioambiente, partiendo de su papel fundamental en la lucha por mantener la sostenibilidad del entorno.

Las crisis de impacto medioambiental

Una de las crisis más destacables en la actualidad es la que ha sufrido el Mar Menor debido a su colapso por el exceso de sustancias nocivas, las cuales han provocado una insuficiencia de oxígeno que ha afectado a su fauna y, por ende, se han encontrado toneladas de peces muertos en la superficie del mar. Se estima que el 85% de los vertidos nocivos provienen de la agricultura industrial. Este cambio drástico en sus aguas cristalinas, que han pasado a ser turbias, ha provocado una gran dificultad para que la luz llegue al fondo del mar. Este mediático caso es uno de los muchos que ocurren diariamente; el ecosistema está en peligro y debemos ser conscientes del grave problema que puede ocasionar en un futuro.

Otra de las crisis con gran notoriedad en la actualidad es la contaminación por petróleo en el delta del Níger, debido a la falta de medidas por parte de las grandes empresas y del gobierno a la hora de extraerlo y procesarlo. Como consecuencia, se han producido graves daños ambientales que afectan de manera directa a la salud de la sociedad y a la economía.

Según un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, se estima que la contaminación del aire podría costarle al mundo alrededor de 2,6 billones de dólares al año, el 1% del PIB mundial, en 2060. Además, las sustancias tóxicas podrían ser la causa de 9 millones de muertes prematuras en el mismo año.

El perito ambiental

La figura del perito judicial es esencial a la hora de proporcionar un análisis técnico sobre una serie de hechos para ayudar al tribunal a dictar una sentencia justa. Según la Ley 1/2000, «Los peritos deben tener el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a su naturaleza. Si se trata de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, deben ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias». En el caso del peritaje ambiental, el profesional ejerce una valoración sobre los acontecimientos relacionados con el medioambiente y redacta un informe en el que se exponen conclusiones de manera razonada, para que sean accesibles a cualquier persona sin la necesidad de ser experto en la materia. Las empresas y abogados contratan los servicios de estos profesionales para obtener informes periciales de carácter complejo.

En el caso de la prevención de la contaminación, las empresas deberán fomentar la implementación de procesos que reduzcan o eliminen las sustancias nocivas para el medioambiente y, de esta manera, lograrán conciliar su actividad con el respeto al entorno y su compromiso social.

Si necesitas el asesoramiento de un perito en materia administrativa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Ofrecemos un servicio de atención 24/7.