¿Las empresas están preparadas para gestionar el riesgo reputacional? ¿Saben cómo valorar el daño que sufre la compañía tras una crisis de reputación?

Un reciente estudio de WTW revela que existe un exceso de confianza en cuanto al nivel de evaluación y responsabilidad en la gestión del riesgo reputacional entre las organizaciones.

Y es que, la mayoría de las compañías encuestadas (82%) solo realiza una evaluación moderada para entender sus riesgos reputacionales y ESG. De hecho, el 40% cree que sus equipos apenas tienen una ligera comprensión de la duración, profundidad y ciclo de vida de una posible crisis de este tipo.

La reputación corporativa se puede definir como la percepción que el mercado (competencia, clientes, potenciales clientes, stakeholders, medios de comunicación…) tiene sobre la compañía y sus profesionales.

El estudio de WTW concluye que las empresas no están preparadas para una crisis reputacional, entre otras cuestiones, porque los altos directivos subestiman la importancia de las redes sociales, no responsabilizan a los miembros de sus consejos de administración de los riesgos reputacionales y ESG y no tienen una imagen exacta del coste real que supone una crisis reputacional.

Ante un escenario así, ¿qué puede hacer una compañía que ya se ha visto envuelta en una crisis de reputación? ¿Cómo se puede cuantificar el daño que ha sufrido?

En Perito Judicial Oficial somos expertos en valoración de daños. Existen varias técnicas y sistemas para llevar a cabo un análisis exhaustivo que permita cuantificar los daños y perjuicios causados a nivel de reputación.

Informe Pericial de cobertura en medios de comunicación

Uno de los elementos a analizar en una situación de crisis reputación es su impacto mediático: qué medios han publicado información sobre la compañía, el número de impactos, el tono, la importancia que se le ha dado a la noticia, la extensión y contenido relacionado, así como la reputación del propio medio o periodista que publica la información.

Se trata de una serie de elementos que permiten analizar el valor de la comunicación. Asimismo, en un informe pericial de estas características también se mide el Valor Publicitario Equivalente (VPE), es decir, el valor económico que tiene una pieza informativa tomando como referencia el coste publicitario.

Informe Pericial de impacto en redes sociales

Es habitual acompañar el Informe Pericial sobre la cobertura mediática con un informe del impacto generado en redes sociales. En este caso, el modelo de cálculo del VPE seguirá siendo una guía para medirlo, pero a ello se sumará una valoración de los mensajes publicados en redes y una estimación del alcance de estos.

Informe Pericial de marca

Otra de las claves en una crisis de reputación pasa por evaluar el impacto en la marca: cómo ha afectado a la imagen de la compañía y sus elementos identitarios, así como a sus ingresos o potenciales ingresos. En esta fase el conocimiento de los peritos economistas y expertos en branding es crucial.

Los valores, su propósito y su posicionamiento son las bases de la gestión de marca. Por lo tanto, el objetivo de un informe de este tipo será analizar cómo ha impactado la crisis vivida por la compañía en esos tres pilares. Asimismo, se estudiará el contexto, la estrategia de marketing y el impacto económico directo e indirecto en la organización.

Informe Pericial de impacto entre stakeholders

La realización de encuestas suele ser un termómetro para medir el impacto de la crisis reputacional entre los principales stakeholders o grupos de interés de la organización tanto internos (empleados, socios, administradores, junta directiva, etc.) como externos (clientes, proveedores o distribuidores). Los resultados y su análisis proporcionarán una foto precisa de la situación de la compañía.

Si necesitas los servicios de un Perito experto en valoración de daño reputacional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.