En la actualidad, tanto empresas como particulares sitúan cualidades como la profesionalidad y la especialización entre los aspectos que más tienen en cuenta en el momento de contratar un determinado producto o servicio. Y esta práctica es extrapolable al sector legal.

Contar con el conocimiento y la cualificación de un profesional con un elevado expertise en un ámbito de práctica particular resulta esencial para afrontar un determinado caso con las máximas garantías posibles. En este sentido, la figura del perito judicial se presenta como el aliado idóneo, pues su exhaustiva labor de investigación y análisis le erigen como fuente de consulta experta en la resolución pericial de todo tipo de procesos judiciales.

Así, cada vez son más los sujetos (magistrados y partes interesadas) que recurren a los servicios de un perito judicial, como especialistas ampliamente capacitados para llevar a cabo informes y dictámenes periciales que, en procedimientos de elevada complejidad, marcan la diferencia.

El perito judicial, por tanto, es aquel profesional – reconocido oficialmente – que cuenta con una formación tenaz sobre materias concretas. Son los responsables de suministrar una valiosa información, veraz y contrastada, tanto a jueces, magistrados, abogados o fiscales, como a particulares, que solicitan su intervención en el litigio para la presentación de sus conclusiones y valoraciones a través de un informe pericial.

El perito laboral, una figura clave

Las especialidades que pueden desarrollar los peritos judiciales son múltiples y variadas, destacando desde las relacionadas con patentes y marcas, el empleo de maquinaria industrial o la consultoría y organización de empresas, incluyendo, además, ámbitos como el administrativo, el ambiental o el laboral, entre otros muchos.

De entre todo ese expertise, en la presente publicación nos vamos a detener en la figura del perito judicial laboral, una modalidad en auge debido a las propias dinámicas – volátiles y cambiantes – que afectan al conjunto del tejido empresarial español.

El perito judicial laboral es el profesional especializado en la realización de todo tipo de peritajes en los que el entorno laboral del sujeto adquiere una relevancia principal. Las causas más comunes para la contratación de un profesional que lleve a cabo informes y dictámenes en esta materia suelen estar relacionadas con los accidentes en el lugar de trabajo o con la prevención de riesgos laborales.

No obstante, resultado de nuestros más de 20 de años de experiencia y de los numerosos casos en los que hemos intervenido, en Perito Judicial Oficial también contamos con un elevado expertise en la práctica de otras acciones que requieren de un complejo y detallado estudio previo. Algunas de ellas son:

  • Valoración y determinación de los daños ocasionados por manipulación de maquinaria.
  • Tasación de maquinaria como garantía para avales a la Seguridad Social.
  • Reclamación de daños, lucro cesante y daños morales en accidentes de trabajo.
  • Informes económicos para ERTES por causas económicas y organizativas.
  • Dictámenes sobre las causas reales en ERTES o despidos colectivos.
  • Valoraciones reales de los activos y saldos contables en empresas o negocios.
  • Estudio, análisis y confección sobre la idoneidad de los ajustes de plantillas en empresas, entre otros.

Accidentes en el trabajo y prevención de riesgos laborales

No obstante, como hemos mencionado anteriormente, dos de las iniciativas más destacadas en el ejercicio del peritaje laboral están relacionadas con la investigación de accidentes de trabajo y con la prevención de riesgos laborales.

En Perito Judicial Oficial, nos encargamos de determinar los daños o lesiones que un determinado accidente ha provocado a la persona afectada, así como las causas que ocasionaron el incidente. En este sentido, el perito judicial laboral partirá de tres premisas: el accidente pudo producirse por un descuido o mala praxis del propio trabajador, por una negligencia de la empresa, o bien, por un fallo de seguridad detectado en la maquinaria de uso.

En el caso de la prevención de riesgos laborales, nuestra misión se centra en la investigación de aquellas causas o circunstancias que han provocado el accidente en el entorno laboral. Aspectos como la ausencia de medidas de seguridad y de protección, o la mala práctica de algunas de las partes implicadas en el empleo de las mismas, son esenciales para que el profesional del peritaje laboral pueda llevar a cabo un estudio minucioso que le permita obtener conclusiones certeras para determinar realmente la responsabilidad de lo ocurrido.

Conscientes de la necesidad de aportar un valor añadido a nuestros clientes, en Perito Judicial Oficial contamos con una extensa red de colaboradores ubicados en diferentes puntos de la geografía española que nos permite dar una respuesta ágil y eficaz a nuestros clientes.

Ofrecemos un servicio 24/7. ¡Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso!